miércoles, 2 de noviembre de 2011

Mensaje de movimientos sociales de la agricultura familiar, campesina e indígena a los gobiernos de UNASUR

   Los pueblos del mundo sufren en estos momentos la alarmante subida internacional del precio de los alimentos. El número de personas con hambre ha crecido. Nosotros, movimientos sociales rurales y organizaciones sociales de los países de América del Sur, reunidos en Lima los días 12 –14 de octubre en el Seminario: ”Soberanía Alimentaria Regional y Nueva Arquitectura Financiera Regional”, promovido por ASC – Alianza Social Continental, LATINDADD – Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos y REBRIP – Red Brasilera por la Integración de los Pueblos, con el apoyo de Oxfam y Action Aid, les hacemos llegar nuestra enorme preocupación con los efectos de la especulación en el mercado de alimentos, llevada al extremo con los precios de las llamadas commodities y los negocios a futuro, y en acuerdo con la responsabilidad que tienen como gobiernos de la región, les llamamos a que tomen medidas urgentes que protejan la producción de alimentos y regulen su comercialización y los mercados financieros, detengan la especulación y frenen accionar sin limites de los capitales, de manera que se concreten las siguientes políticas:
  1. Apoyar programas y mecanismos regionales que protejan efectivamente la producción nacional y local de alimentos y permitan acortar las distancias entre los productores y consumidores, facilitando los mercados locales, tejan circuitos económicos propios e impulsen la economía solidaria y las formas propias de garantía de calidad en la alimentación de los pueblos del mundo.                                                          
  2. Establecer programas públicos de desarrollo rural y agrícola y de compras estatales de alimentos basadas en el estímulo y fortalecimiento de la agricultura familiar, campesina e indígena y en la producción agro-ecológica y sustentable de alimentos con calidad nutricional.                                                          
  3. Regular los mercados de alimentos, los márgenes de intermediación y especialmente de los derivativos, incluyendo supervisión, registro y limitaciones a las transacciones sobre commodities agropecuarios y de alimentos y control a los grupos o personas que intervienen sobre ese mercado.
  4. Promover políticas de estoques nacionales y regionales de alimentos financiados por el Banco del Sur, que permitan garantizar la soberanía y seguridad alimentaria y nutricional, la justa retribución al productor, los precios asequibles para todos los consumidores y la estabilidad de los precios, con transparencia de estoques públicos y privados. 


  1. Definir la producción de alimentos como prioridad de UNASUR y de cada uno de los países miembros y en consecuencia proteger con normas concretas las tierras aptas para las labores agrícolas y pecuarias, frente a otras actividades que como la minería, pueden reducir o deteriorar los suelos y el agua requeridos para producir alimentos.
  2. Garantizar el derecho de los agricultores al control de sus semillas y revertir todas las normas que tratan de obstaculizar la producción, comercialización o procesamiento de los productos de la agricultura familiar o de imponer el control privado de los grandes inversionistas sobre los procesos agropecuarios o la producción y la comercialización de alimentos.
¡Por la garantía del Derecho a una alimentación saludable, construyamos un sector agropecuario que no este basado en el lucro del gran capital y sus Agro-Negocios y sí en la Agri-Cultura desarrollada durante siglos por la agricultura familiar, los pueblos originarios y los campesinos y campesinas del mundo para alimentar a toda la gente!!!
Lima – Perú. 14 de Octubre de 2011.
Firman:
ASC – Alianza Social Continental.
LATINDADD – Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos
REBRIP – Red Brasilera por la Integración de los Pueblos

No hay comentarios:

Publicar un comentario